30 de diciembre de 2010

2010, Un año con más sombras que luces.

Acaba el 2010 y que mejor momento que cuando falta 1 día y unas horas para que este finalice para analizar el año en Sevillista.

Voy a intentar ser lo más breve posible, pero a la vez muy claro.

Titulo con eso de " Un año con más sombras que luces " , porque es la verdad.
La única alegría, la luz de este año, ha sido la consecución de un nuevo título, una nueva copa del Rey, conquistada allá por el mes de Mayo en Barcelona.



Pero como digo, las sombras abundan en estos 365 últimos días.

Como todos sabéis, ha habido 2 destituciones en el banquillo, cosa que no había pasado nunca en la era Del Nido.

Primero caería él, Manolo Jiménez.



Este entrenador crearía debate y división en la afición nervionense y todavía hay alguno que sigue defendiendo su labor.
Yo no voy a discutir nada, pero pese a los números que hizo con el equipo ( que, por cierto, fueron los que le acabaron poniendo en la calle ) , la gente quería que el equipo jugara al fútbol, y como se pudo ver no fue así, jugábamos a poco. Un entrenador que tarda un chorro de años en ascender a un filial ( aunque se insista en que el objetivo es formar jugadores, que no lo dudo ) y que pierde incomprensiblemente 2 eliminatorias champions contra rivales de media talla como Fenerbahçe y CSKA, perdónenme, pero es para generar dudas en la afición blanca.

Seguidamente caería él, Antonio Álvarez.




Este era el inquilino para el banquillo que un servidor pedía tras la espantada del mejor entrenador de la historia del Sevilla FC, Juande Ramos, porque, al ser el segundo del manchego, conocía todo movimiento en el vestuario, pero, el primer entrenador del que hemos hablado, lo reemplazó por un tal Jesús Calderón, que era conocedor del filial pero no del primer plantel ( con todos los respetos para él, pero... ). Tras el desplazamiento desde el segundo asiento del banquillo hacia la secretaría técnica, el técnico marchenero perdería casi todo el contacto con la plantilla, pero bueno. Cuando se puso al frente se esperaba un juego bonito, pero el equipo no mejoraba. Un gol en el último minuto del último partido de la temporada que valía la clasificación para la previa de champions y una final de un torneo del cual él no dirigió ningún partido ( solo ese ), hicieron pensar a la directiva que lo mejor era renovarlo, pero a la vista están los resultados.

Álvarez pierde la supercopa con un 3-1 a favor en la ida, pierde también la eliminatoria contra el SP de Braga en un partido de vuelta totalmente vergonzoso y en liga no obtiene los resultados esperados, cosa que hace que la directiva tome la decisión de destituirle y traer a Gregorio Manzano, actual entrenador.

Digo yo, señores.

Si a Álvarez no se le renueva por 2 partidos que obtienen algo de éxito para la entiidad ( la copa si, la champions se demostró que no en Agosto ) y se trae a Manzano desde un principio ( no se a ciencia cierta, pero escuché que había preacuerdo antes de la final de copa con él ), ¿ Estaríamos hablando ahora de otra cosa ?. Tendría la plantilla a su gusto, y no como la tiene ahora que es quizás por eso por lo que no encontramos la senda de las victorias ni el juego deseado de una vez por todas.

En fin, un año para olvidar y aprender en cuanto a la planificación deportiva y para seguir soñando con títulos pese a la situación de medioacridad a la que parece que estamos volviendo poco a poco.

Deseo un 2011 lleno de cambios y con más luces que sombras ( deportivamente hablando ) , para así darle un giro al título de esta entrada.

PD: Hablando del deporte en general, siguiendo con el fútbol, me quedo con ese mundial ganado por España. También con ese gran deportista como es Rafa Nadal y otros como Marc Márquez, Alberto Contador, Pau Gasol y un largo etcétera que han echo que el deporte español se coloque en la cima poco a poco.

3 comentarios:

EL PAPI MAGASE dijo...

Hago un kit-kat en lo que me queda de aqui a la cena y las uvas para felicitaros a cada uno en vuestro blog y dejaros este último comentario del año que se nos va con mis mejores deseos sevillistas para el 2011.

¡felicidades y mucho sevillismo para el año que dentro de nada va a comenzar!

Jose Ángel González Algaba dijo...

No puedo estar de acuerdo contigo en la calificación de la temporada. Cuando se gana un título y se queda 4 en liga, y mas si somos nosotros el Sevilla F. C que a lo largo de nuestra historia no nos hemos caracterizado por ello, la temporada tiene que ser calificada de notable. Es verdad que sombras ha habido, eso está claro pero creo que hay que ser objetivo.

Manuel de los Santos dijo...

gracias por opinar, toda opinión es respetable.
espero que no sea la última Jose Ángel