18 de julio de 2011

Filosofía

Anda aquí uno entre declaraciones del Impuesto sobre Sociedades y el aperreo de un fin de semana de verano en Sevilla y mi exigente jefe me pide que escriba. Se ve que él anda en otros menesteres.
La verdad es que no sabía muy bien de qué escribir, porque no soy muy amigo de dar opiniones/vaticinios sobre el primer equipo y la temporada próxima, más que nada porque me equivoco siempre. Pensé también en contar algo sobre los líos de los concursos y los derechos televisivos, pero es demasiado serio para una época en la que hay gente de vacaciones.
Al final, como la cabra tira al monte, caeré de nuevo en la tentación de escribir sobre uno de mis temas favoritos, el filial.


Leía ayer algunas opiniones en twitter en relación con las salidas de jugadores del filial y muchas de ellas se mostraban contrarias a algunas de esas salidas o, al menos, decían no entenderlas muy bien. Creo, sin embargo, que todas ellas están enmarcadas en la propia filosofía que ya hace unos años se decidió aplicar con la cantera: el segundo equipo de la entidad tiene como principal objetivo la formación de jugadores para el primer equipo y, en ese sentido, no es razonable mantener a lo largo de varios años a aquellos que, por la razón que sea, no tienen perspectivas de jugar en nuestro equipo de Primera.
Un caso muy significativo es el de Ríos, un jugador que en sus años de juvenil tuvo siempre la vitola de gran promesa y al que, desafortunadamente, las lesiones le han mermado en los años que ha estado en el filial, no obstante lo cual se le recuerdan grandes partidos, como el disputado en Ceuta la temporada que acaba de finalizar. Teniendo en cuenta que en el primer equipo están bastante cubiertos los puestos en los que Ríos se podría desenvolver –banda izquierda- creo que se le haría un flaco favor y al propio chaval no le interesaría, dejándolo en el filial. Produciría, además, un efecto nocivo adicional, como sería el tapar el sitio a los jugadores que vienen de abajo y cuya proyección se trata ahora de favorecer, como es el caso del recién renovado Alberto.
En definitiva, es cierto que da pena ver irse a chavales criados en nuestra cantera como Ríos, Javi Martínez, etc, pero creo que es lo mejor para ellos, amén de ser fundamental para que nuestro proyecto siga creciendo.
Con todo esto, la tarea más difícil le tocará a los técnicos del filial, puesto que partirán de nuevo con un equipo casi por completo remozado, con menos –casi ninguna- experiencia en la categoría. Pero sé que tienen capacidad de sobra para, con esos mimbres y los retoques tipo Deivid que se produzcan, volver a hacer una gran temporada y, sobre todo, seguir formando jugadores que nos ilusionen a todos.
Hoy empiezan el trabajo, solo me queda desearles mucha suerte y amenazarles con estar ahí todo el año, porque con esto, lo sé, soy muy pesado.

@Pedromonago.

5 comentarios:

Manuel de los Santos dijo...

Buen post de mi becario, yo lo que no entiendo, no se si estaré loco yo o los que lo piensan, es que le quieran dar salida tan rápido a Bernardo, ya digo, quizás sea lo mejor, pero, he podido conocerlo gracias a Dios como futbolista y también como persona y, sinceramente, no quiero que sea un caso Alfaro, y si tiene que salir que sea un caso Luna y volver para quedarse y triunfar.

Un abrazo, y gracias por tu trabajo.

Encarni dijo...

yo tambien les deseo mucha suerte a todos desde aqui.

suerte al filial!!!

un saludo para el jefe y otro para el becario.

Miguel dijo...

HAy que refrescar al equipo con jugadores jovenes

Mayte Carrera dijo...

La verdad es que se les toma cariño y cuando tienen que salir, da mucha pena, pero como Pedro dice, es por su bien.
Un abrazo

MallorcaGol dijo...

Saludos soy el admin de Mallorcagol.blogspot.com nos tienes enlazados pero ahora nos mudamos, por favor cambia el enlace a Mallorcagol.com allí también pondremos un enlace tuyo.