23 de octubre de 2011

Orgulloso de mi Sevilla, orgulloso de Javi Varas (0-0)

Partido complicado el que se presentaba en la noche de hoy en Barcelona,  y más cuando todos veíamos la alineación, pero, como ahora analizaremos, el técnico asturiano ha sabido plantear el partido magistralmente callando bocas, entre ellas la mía.


En los primeros cuarenta y cinco minutos hemos visto a un Sevilla que ha sabido competir, que no ha atacado en demasía pero que tampoco ha recibido ningún gol, que creo que era la consigna en un escenario como el Camp Nou y ante un equipo como el Barça. Hemos visto de nuevo a un espectacular Varas, a unos extremos ayudando en defensa todo lo que podían (destacando a Armenteros) y sorprendentemente hasta ese momoento y después lo demostraría en todo el partido, bien Fazio, tan discutido al conocer que sería de la partida, lo que demuestra que muchos no sabemos de fútbol y que si Marcelino ha considerado ponerlo era por algo.

En la segunda mitad la tónica seguiría siendo la misma, con un Sevilla encerrado atrás intentando que el Barça no entrase con demasiado peligro, pero, cuando ese peligro llegaba, ahí estaba el portero, que también juega, don Javier Varas Herrera.


Mientras el Barça seguía atacando y Varas a lo suyo, parando como nunca, Marcelino introducía en el terreno de juego a Coke, Rakitic y Kanouté en diversas fases del juego de la segunda mitad, pasando así a un sistema aún más defensivo con cinco defensas, aunque, como digo, prácticamente todo el equipo estaba colaborando con la zaga.

Precisamente de las botas de uno de los que ingresó en el terreno de juego en la segunda parte, Rakitic, pudo llegar algo más que un punto a Nervión, pero estuvo lento. Ya, para terminar este análisis, mencionar el penalti que se inventa Iturralde de Fazio sobre Iniesta, se lo inventa porque el de Fuentealvilla se tira, y a partir de ahí se lía la mundial, tanto que el Sevilla acaba con nueve perdiendo a Kanouté y a Navarro para el partido contra el Racing (espero que para lo del malí pueda haber algún tipo de recurso), pero, si se lía la mundial ahí, el que la termina de liar es Javi Varas, que si estaba inconmensurable, más aún cuando le para el penalti a un tal Messi, cosa que desde Madrid se habrá recibido bastante bien como para ir hasta a Cibeles visto como se lo toman por aquella zona...
En definitiva, buen punto, puntazo.

Hay que estar orgulloso de Andalucía, orgulloso del Sevilla (como ya decíamos en el post previa) y orgulloso de Javi Varas. También hay que felicitar a Marcelino, como dije al principio, porque ha demostrado que muchos realmente no sabemos de fútbol.

Seguimos invictos, poco más que decir (Por cierto, me alegró ver a Campaña en el once, no defraudó pese al escenario).

3 comentarios:

Jan (Niobiña) dijo...

Hemos sufrido, gritado, suspirado e incluso me atrevo a decir que en algunos momentos hasta hemos mirado hacia otro lado...

Ha sido un partido duro, pero nos han demostrado que pueden con esto y más...

Son grandes!

Mayte Carrera dijo...

Orgullosa del Sevilla FC, qué grande!!!
Un beso

Flamenco Rojo dijo...

Orgulloso de ser sevillista...

Ayer noche, la gente que había en el bar donde vi el partido (en un pueblo de la sierra de Cádiz) vibró con los últimos quince minutos...y sólo mi mujer y yo éramos sevillistas...el resto béticos, madridistas, culés. Pero todos se levantaron y vinieron a felicitarnos por el encuentro.

Un abrazo.