7 de noviembre de 2011

Esta vez no voy a jugar a "pies quietos"...

Tras ver que el post del partido ante el Mallorca no me salió nada bien, tras haber hecho una reflexión personal en frío después de todo lo ocurrido, y tras leer muchas opiniones, debo decir que esta vez  no voy a jugar a "pies quietos".

Esta vez no voy a jugar a "pies quietos", pero sí agradezco a aquellos que compartieron este juego conmigo, aquellos que me enseñaron a jugar, lo bien que lo pasábamos, pasamos y seguiremos pasando, pero como digo, yo ya no juego.

No voy a jugar a "pies quietos" porque ya he jugado muchas veces, como también han jugado conmigo y con mi sentimiento Sevillista.

No  voy a jugar a "pies quietos" mientras haya gente sacando Sevillómetros, que, a decir verdad, no se realmente quién lo saca, o sí...

No voy a jugar a "pies quietos" mientras haya gente que mande a tomar viento aquello que  pregona el Sevillismo a modo de arrebatos con ese "ejemplo de Sevillanía", o esa "familia rojiblanca del Sánchez-Pizjuán", una familia que cada vez tiene a miembros a los cuales no comprendo a pesar de ser todos hermanos, una familia que cada vez tiene más grietas en su estructura definitoria.

No voy a jugar a "pies quietos" mientras se falte a la verdad de esa frase que el primer presidente pronunció en el glorioso momento de la fundación del club, "Todos los hombres de cualquier nivel social, ideas religiosas o políticas tendrán aquí cabida". Todos tienen/tenemos cabida, incluso nuestro pesamiento, sea el que sea.

No voy a jugar a "pies quietos" mientras siga habiendo gente promulgando esa estupidez de que existe "pensamiento único", cuando está 100% demostrado que cada uno piensa lo que le da la gana.

No voy a jugar a "pies quietos", ni a este juego que ya me parece un poco infantil para la edad que tengo, no jugaré a eso, ni a esconder los defectos de mi equipo, ni a saber esperar a un fichaje que tal vez nunca llegue pese a que muchos lo estén esperando en el aeropuerto o en el palco... No, no jugaré, todo me parece infantil, pero, ojo, desde este punto lo respeto, espero que también se respete mi opinión, aunque se que algunos seguirán en las mismas viviendo acobardados desde el anonimato o incluso lanzando indirectas por ahí, indirectas que sólo le afectan a los tontos, porque el que sea listo sabe y mucho de esto y no responde, sin más, calla.

No voy a jugar a "pies quietos", no, no jugaré mientras todo esto y mucho más que podría contar (no quiero ser demasiado duro, aunque a veces pienso que debería serlo), siga pasando, se siga viendo en algunos aficionados Sevillistas, que no comprenden que cada uno, repito por enésima vez, lo vive a su manera, pero, pienso que al final, del "pies quietos" pasaremos a jugar al "suicidio colectivo", y para eso tampoco cuenten conmigo, quiero que me dejen expresarme como me venga en gana, cuando me venga en gana y el tiempo me lo permita, y donde quiera.

Yo no voy a jugar a "pies quietos", ni tampoco quiero explicar las reglas del juego como me explicaron a mi mis maestros en esto en su momento, ya que el juego ya está pasadito de moda, aunque a algunos si que se lo recomendaría...

Yo, ese al que muchos pidieron que fuera siempre como uno mismo, no voy a jugar ni a este ni a otros juegos, porque ya sabeis que los juegos crean adicción, incluso hay veces en las que la obsesión se convierte en una de las bases fundamentales de los mismos, pero, como digo, no tengo ni ganas ni tiempo, así que me despido, si no pasa nada que sea destacable, que supongo que pasará aunque no tengamos fútbol esta semana, hasta la próxima crónica.
Esta vez no voy a jugar a "pies quietos".

12 comentarios:

Alejandro Gonzalez Gala dijo...

Una buena forma de expresar tu enfado con la aficion y como es a la hora de criticar al equipo.

Te felicito por el post Manu.

taxistasevillista.blogspot.com dijo...

No juegues Manu pero si alguno quiere allá el tu a lo tuyo y los demas......... adelante y fuerza y honor grande tu blog, saludos

EL PAPI MAGASE dijo...

Este post tiene mucha madera de ser el post de un futuro gran periodista,te lo digo tal como lo siento tocayo,jamás te quedes quieto por muchos reveses que te dé la vida,sigue por tu camino que vas muy pero que muy bién,te lo digo yo que creo saber una mijilla del tema,aunque a veces me pasa lo que al filosofo griego,solo sé que no se nada.

Voy a retwitearlo porque hoy mas que nunca me suscribo a mi tocayo Manu,gran post el tuyo de hoy futuro periodista ¿te lo habia dicho ya? bueno por si las moscas.

Susana dijo...

Es el cuento de nunca acabar. Lleva pasando no sé cuántos años y va a seguir pasando. Una cosa es ser críticos, pensar que ha sido un error no fichar o mantener a otro delantero, ver que Navas no está en su mejor momento, creer que Marcelino esté más o menos capacitado para entrenar a este equipo, criticar la forma de juego, etc etc etc y otra muy diferente es la panda de amargados que disfrutan cuando nos salen mal las cosas, y no hablo de los béticos. Porque sí, es lo que a mí me parecen, "amargaos" que no saben hacer una crítica constructiva ni de lejos.

Curiosamente todos tienen cabida, todas las opiniones son respetables, menos las del que defiende de una manera u otra al club, gestión, jugadores, entrenador. Ese se convierte en un borrego que piensa a través de blogs o radios oficiales. Y entonces, dejan de ser sevillistas para pasar a hacer daño al club.

Yo me he callado durante años, he aguantado a los "amargaos" (que no a los críticos que respetan, que no necesitan ser aguantados) y sobre todo los he respetado, cuando ellos JAMÁS lo han hecho conmigo. "S'acabó" ni una más. Que les den, no quiero a gente así a mi lado en el estadio, no quiero que me contagien su amargura, su desidia. Me gusta ser feliz.

Ea, al currelo!!

Mayte Carrera dijo...

Se puede decir más alto pero no más claro, felicidades, es un magnífico post.
Un abrazo

Juan Angel Tena dijo...

Y ahora, con un poquito mas de tiempo, ademas de en el "feisbu", te lo digo aqui en tu casa.

Me ha encantado estas tus palabras en el dia de hoy.

Sabes que desde que nos conocimos te mando el mismo mensaje, "se tu mismo". Ya te digo yo, que por muchos sinsabores que de la vida y no solo por decir l que piensas en el blog, sino en general, esta es la unica manera de no equivocarte.

Siendo fiel a unas ideas sin renunciar nunca a mejorar como persona pero siempre fiel a tus principios.

Un fuerte abrazo amigo.

Flamenco Rojo dijo...

Llevas razón...y si no quieres jugar a "pies quietos" estás en tu derecho.

Buen post Manu...Parece que las clases de periodismo está dando su fruto.

Un abrazo.

Santiago Mora dijo...

Bueno, ya me contarás en un MD de esos que tanto te gustan a quien le has robado este post tan bien escrito...
En cualquier caso, robado o no robado, enhorabuena!!

Todas las opiniones tienen que tener cabida, y debemos respetarlas, sólo así avanzaremos...

Un abrazo.

Manuel Menacho dijo...

Si hubiera visto el partido y de mantener un blog, seguro que no soy tan cauto o "diplomatico" como este magnifico post. Un abrazo desde Bruselas

Patricia Carrasco dijo...

Antes que nada enhorabuena por el post, creo que nadie lo hubiera expresado mejor. Ni tu ni muchos jugaremos al "pies quietos". Cada uno vive su sevillismo a su manera, por incomprensibles que nos parezcan algunas de las formas. Pero ante todo como bien dices creo que somos una gran familia que yo, personalmente, dia a dia veo que se separa más y más, cuando el sentimiento rojiblanco es el mismo para todos. Hay que tener críticas constructivas y no dañinas hacia tu propio escudo como veo ultimamente tanto en el estadio como en esta amplia blogsfera. Yo, al igual que tú, me guío por mis sentimientos y pensamientos; si un dia me parece que el partido ha sido lamentable, que x jugador ha estado penoso o que el entrenador o altos cargos se han equivocado, lo digo, lo critico, pero siempre en una linea hacia la mejoria, y no tratando de hundir este nuestro club. Se pueden decir muchas cosas cuando te calientas tras un mal partido, aunque hay gente que ya critica por criticar, pero lo que no se puede tener es un acoso y derribo hacia tu propia casa, porque es tirar piedras en tu tejado. Yo, admitiré los errores, pero siempre diré lo mismo...el Sevilla, grande ande o no ande, y mi voz se escuchará animando en el Pizjuán pase lo que pase.
Enhorabuena de nuevo.
Un saludo!

Talibán Sevillista dijo...

Un grandísimo artículo que huele a periodismo del bueno, del honrado, por los cuatro costados
Un abrazo

Pilar dijo...

Buahhhhhhh pedazo de post, Manu!! Diria que el mejor que te he leido y han sido muchos eh!! Hay gente que aun no entiende lo que significa la palabra respeto ni la libertad de expresión que en su dia tanto nos costó conseguir... En esto de los sentimientos, porque eso es lo que es nuestro Sevilla, un sentimiento, por lo menos para mi, se puede opinar, se puede pensar de 10000 maneras diferentes pero eso parece que aun hay GENTE que no lo ha entendido... y si encima de no aceptar la opinion de los demás la rebatimos mediante el insulto, un "click" y vamonos... Yo tampoco jugaria a pies quietos Manu!! no soy de esas y tu tampoco!! tenemos personalidad suficiente como para defender lo que pensamos, lo que sentimos y todo ello sin tener que menospreciar e insultar a alguien!! se puede tener mas clase? Por cierto, por un momento he pensado que no seras un papafrita jojojojo... Gran post Manu, de verdad!! muackaaaaa