3 de diciembre de 2011

Cinco minutos

Cinco minutos.

En ese tiempo le da a uno para hacer muchas cosas por difícil que parezca, y la cosa que te ocupa más tiempo de esos cinco minutos es pensar.

En cinco mintuos, o incluso en menos, uno se da cuenta de lo grande que puede llegar a ser el Papi Magase, por una razón o por otra, pero todo el mundo sabe que el siempre le da al fondo y a la forma el resultado menos esperado, sublime.

En cinco minutos te das cuenta de que, gente a la cual no habías desvirtualizado, puede llegar a calar muy hondo gracias a sus consejos dada su experiencia, pudiéndose tratar, por ejemplo, de una compañera de estudios (yo aún no ejerzo, ella sí).

En cinco minutos o menos te puedes dar cuenta de lo grande que es Algarivo y de lo bien que habla, igual que escribe.

En cinco minutos te puedes dar cuenta de muchas cosas hablando con amigos mientras tomas una cerveza (además de darse cuenta de lo grandes que son esos amigos, aprendes con ellos y de ellos a la vez mientras hablas).



En cinco minutos te da tiempo a comentar otro magnífico post del amigo Juan Ángel, y en menos tiempo lo aplaudes, y más si ves los comentarios anteriores y posteriores.

En cinco minutos y cualquier habitante de este mundo, puede hacerse Sevillista, no es el caso de mi amiga Mayte Carrera (precisamente por el comentario en el post de Juan Ángel y por otras muchas cosas), algo que se viene criticando y yo defendiéndolo, y no es únicamente por ella, sino que hay otros muchos que no son Sevillistas de cuna y no merecen ese trato. Pero pongo este caso porque sabemos de la implicación de esta jienense como comentaba el amigo Juan Ángel en su blog, algo que yo suscribo y que merecería un post por mi parte, no ella, que también, sino el tema, pero para eso no hacen falta cinco minutos y si algunos más, ya caerá, o no...  

En cinco minutos, y hablando de caer, me tendré que ir a dormir porque estoy reventaito, pero ojo, porque todo no queda ahí...

En cinco minutos piensas y piensas, y después de pensar incluso te aparece un anónimo (o no tan anónimo porque hay veces que piensas que puede estar dentro de la blogosfera y no se atreve a dar la cara como cual soldado en una guerra, por ejemplo).

Cinco minutos, y sin premio...

PD: A ese anónimo último que aparezca, a ese que critique los años de Sevillismo no hay que darle más de cinco minutos para mandarlos a tomar viento, y ahora más, que hace frío y se pueden resfriar. Hablando de frío, también digo que el frío que ´sufra ese anónimo lo disfrutamos otros a base de rubias fresquitas, está demostrado, y quien no se lo crea que no intente ponerme a prueba, porque sabe que lo hago...

7 comentarios:

Mayte Carrera dijo...

Menos de 5 minutos se necesita para conocerte y quererte como si fueras de la familia de toda la vida.
Un beso para ti y uno muy especial para tu madre que se recupere pronto

Juan Angel de Tena dijo...

Y sobran seis para que te abra de par en par mi casa, te sientes en mi mesa y te metas de lleno en mi corazon.

Un abrazo fuerte amigo.

Ravesen dijo...

Tienes toda la razón del mundo. Hay gente que en cinco minutos te gana, y otros que pasan los años y no avanzan ni un milímetro.

Un abrazo

Triana1952 dijo...

En 1 minuto te digo que no entiendo (Pero respeto tu opinion) que defiendas a quien insulta a los Blogueros y a la Blogosfera Sevillistas.
Los insultos hay que condenarlos vengan de quien venga y las formas pierden a algunos Blogueros y hay que decirlo.
Y sobre todo dar la cara.
Espero no haberte molestado

Saludos Sevillistas

EL PAPI MAGASE dijo...

Tocayo decirte mas cosas seria terminar por quedar como un moña y ese galón lo llevas tú y este pedazo de blog,con todo el cariño del mundo por supuesto,que leches tio a ti hay que quererte por cohones y me da igual si me tachan de lo que le den la gana,un abrazo Manu.

Anónimo dijo...

Mayte es una sevillista como la copa de un pino,ojala todos sintieran la mitad de lo que siente ella por su/nuestro sevilla.Es tan sevillista que calla cosas por el bien del Sevilla cosas que otros no hacen.

Jose Manuel Ariza dijo...

Saludos, Manu.

Solo diez segundos para decirte GRACIAS y enviarte un abrazo.

Cuídate.