30 de mayo de 2012

Chanclas que caminan rectas, hebillas hechas con respeto

Dice uno de los temas de nuestro admirado artista Sevillista, Javier Labandón, "El Arrebato", en el que hace referencia a sus padres, algo así como "...Y levo la sonrisa dibujá en la cara, que tu me la pintaste en una mañana, tengo unos zapatos que caminan rectos, le pusiste cordones de hilos del respeto..." . Eso dice Labandón, y eso mismo pienso yo, después de mucho tiempo, lo que pasa es que, hasta hoy, no me he atrevido a escribirlo.

Se acerca una época de mucho calor, en la que a todos nos gusta ponernos fresquitos (por fuera y por dentro) para soportar de alguna manera las altas temperaturas a las que estamos acostumbrados. Para mi, al igual que imagino que será el caso de muchos de vosotros, es una de las mejores épocas, y no precisamente por el calor, sino por disfrutar de la brisa marinera, o del olor a flores del campo y a chiringuito mientras te sumerges dentro del cloro, encargado de mantener una piscina de agua que esté lo suficientemente fría. Es la época, como apuntaba líneas arriba, de lucirse, de cambiar la chaqueta por una ligera camisetilla de manga corta, el pantalon largo por el bañador, y las zapatillas deportivas (que se que a algunos/as le da coraje eso de botines...), por las chanclas.

Las chanclas, las chanclas...maldito problema, o no...según le pille a la gente...

Para mi, el problema de las chanclas nunca ha estado en la talla de las mismas (sí en el estilo), o en que se rompieran...no, no. Para mi el problema de las chanclas ha sido siempre otro...


Tampoco ha sido el problema lo que ven, esa malformación en los dedos de los pies, que, por vete tú a saber qué, tiene uno desde nacimiento, el tema de llevar las chanclas. Digo que no directamente porque, por costumbre, ya digo, uno aprende a andar y como toda persona normal, "palante". Sí que es verdad que afecta indirectamente.

Volviendo al principio del post, El Arrebato en ese tema musical hace mención a sus padres, dedicándoles la misma canción. Al hilo de esto, tengo que decir que, cuando uno era pequeño, iba siempre acompañado de sus familiares, y, cuando ibas conociendo a gente nueva, o, incluso cuando iba aumentando el número de primitos en la familia, los más pequeños de la casa preguntaban, y yo, con más edad, pese a tener boca para hablar, agachaba la cabeza, porque, sinceramente, de chico no sabes como explicar algo así, simplemente te quedabas en un "porque he nacido así", con cara de tristeza, y a seguir el camino (tampoco creo que hubiese que decir nada más, pero bueno).

Ahora cuando uno es más mayor, todo es más fácil.

Afortunadamente, uno suele estar rodeado de personas con las que ha sabido convivir y convive ahora normalmente, y por tanto, no hay que explicar nada, por eso digo que las chanclas, o mejor dicho, mis pies, caminan rectos, porque he sabido ponerle las hebillas con suficiente mimo y ganándome el respeto de muchos.

Muchos me direis que por qué vengo ahora con esto, y es que, ayer, me dió por salir a la calle con esas chanclas, caminando recto hasta un establecimiento donde, sinceramente, volví a imaginarme las situaciones de cuando chico, porque, el personal que allí se encontraba, no hacía más que mirar, poner caras raras  e incluso cara de asco, con lo cual, imagínense cómo pude sentirme en ese momento, cuando lo que podrían haber hecho es mirar al frente, como iba haciendo yo, caminar y ver que, aquí donde me ven, soy una persona normal, es cierto que tampoco como quisiera pero todos sabemos que nadie es perfecto.

Ahora os dejo, este que está aquí va a salir de nuevo a la calle, y siempre caminando recto con estas chanclas y sus hebillas reforzadas con una gran dosis de respeto.

Siempre vuestro, Manu de los Santos.

9 comentarios:

EL PAPI MAGASE dijo...

http://youtu.be/2DA3pRht2MA

Caminante no hay camino,se hace camino al andar,un abrazo tocayo.

Juan Angel de Tena dijo...

Palante Manu, siempre palante.

Esos que miraban para abajo son los que deberian mirarse ellos mismos, en su interior, ese interior en el que uno solo ve cosas hermosas cuando mira el tuyo.

Dejame decirte que me siento orgulloso de tenerte como amigo Manu.

Un fuerte abrazo amigo.

Chari platero garcia dijo...

Tus huevos, Manu !!

Un besazo de tu tita ;)

Susana dijo...

Para mí es que no es un post digno de comentar, lo siento. Es como si hablaras del color de tus calzonas, mientras no sean verdes, me importa un pimiento, lo único que me vale es cómo eres.

Cuando escribas de eso, hablamos :)

Talibán Sevillista dijo...

Con dos cojones Manu.
Eres grande tío. Un orgullo poder decir que eres mi amigo.
Un abrazo

@cesarvizcaino dijo...

Buen post Manu.
Enhorabuena.

Sigo pensando q al final todo es cultura, son unos canones establecidos, y es cuestión de educación.

Pon la tele y mira los anuncios,mira como nos bombardean con mensajes subliminales.
Y fijate q te habla uno q trabaja para un sector y una firma de moda,intentando dentro de mis escasas posibilidades cambiar bastantes cosas.

Para eso luego están los padres de cada uno, para educar precisamente en valores.
Eso se lo intento yo inculcar a mismtres hijas

Lo q no debes hacer nunca es sentirte inferior a nadie, ni tampoco recordar si tienes o no una malformación, porq esa dignidad, te la debes ganar tu solo.
Hasta ahora,por ejemplo en mi caso,no lo sabia.

Me parece perfecto que lo hagas como en este caso, denunciando, y con paso firme.
Este post puede servir para ayudar a mucha gente y concienciar a otras.
El trabajo y el camino es largo.
Quedate siempre con los buenos, ya verás como son multitud,
Las peores malformaciones son las del alma.

Me ha gustado bastante.
Enhorabuena.

Mayte Carrera dijo...

El que juzga a alguien por un problema físico quizás debería hacerse mirar sino tiene él/ella un problema mental.
A las personas hay que "juzgarlas" por su valía interior no por su físico, y el que no entienda eso seguramente no merecerá la pena.
Tu "palante" siempre "palante" y con la cabeza bien alta y si algún peque te pregunta tu le respondes con toda la naturalidad del mundo y a otra cosa mariposa.
Un beso primor.

Ravesen dijo...

Pues yo tampoco sabía lo de tus pies, ya ves. Y ahora que lo sé, pues tengo hasta mejor concepto de ti. Si ya es difícil manejarse por el mundo, no digamos si a uno le ponen una dificultad extra. Ahora me entero de que tú tienes esa dificultad extra, pero que has aprendido a vivir con ella hasta el punto que no te afecte para nada.

A ver si quien te mira de la forma que dices hubiera tenido cojones de tirar palante como lo has hecho tú. A ver quien vale más, quien tiene más mérito.

Enhorabuena por el post y mucha más enhorabuena por llevar un defecto físico de esa forma tan gallarda. Ya quisiéramos muchos tener la dignidad que demuestras tú.

Y abrazo y, como dicen todos, palante siempre.

Santiago Mora dijo...

Está claro quE con tu problema de moñismo, lo de los pies ni se nota, XDD;

Ahora en serio...cada uno se describe así mismo aucnado actúa, y a algunos no hay que despreciarlos, se desprecian ellos mismos....
Como dicen por ahí arriba...PA'LANTE

PD: bonito suelo.