7 de febrero de 2012

Perdóname Marcelino, perdóname Michel, permíteme que te perdone, Sevilla...

Desde que uno no escribe por aquí, en el Sevilla FC pasan demasiadas cosas, y, lamentablemente, todas malas, o no...

El domingo pasado fue la gota que colmó el vaso de un Marcelino García Toral con mucha parla pero con poca demostración de lo que quería. Un equipo no demasiado vulgar, con un entrenador que siempre supo lo que quería pero que nunca lo supo demostrar, tocó fondo, tanto como que desde la directiva nervionense no quedó otra que destituir al asturiano.

Aunque pocos me crean, yo seguí las evoluciones de este proyecto que iniciaba el astuariano desde el primer momento, porque, debo de reconocer que la idea que proponía desde un principio me motivaba bastante, incluso tuve la oportunidad de charlar con él unos minutos y me pareció una persona con las ideas bastante claras. Lástima que los resultados sean la máxima del fútbol, aunque a algunos le duela, y el destino haya querido que Marcelino hoy ya no sea entrenador del Sevilla, pero, aunque no hayas sabido manejar el equipo, aunque algunos jugadores quizás no hayan puesto de su parte, hoy, García Toral, no te voy a reprochar nada, porque acabo de ver la rueda de prensa de despedida y, es cierto, a todos nos jode, pero a ti el que más, no lo pongo en duda. Por ello, te respeto, aunque no me gustaran muchas de tus decisiones, y te deseo lo mejor en el futuro, por ello te pido perdón, porque siempre pensé con los resultados y con tus decisiones que eras entrenador "de mitad para abajo", pero si el Sevilla te contrató imagino que tendría sus razones... ¿Quién era Juande cuando llegó aquí...?.

Ahora llega Michel, un entrenador que, a simple vista y de oídas, tampoco me cuadraba ni me cuadra en estos momentos para el Sevilla FC, porque, sinceramente, me parece más de lo mismo, y ya lo pude leer ayer algo en las redes sociales con lo que no puedo estar más de acuerdo...



Sin embargo, escucho la rueda de prensa del nuevo entrenador, veo las imágenes del primer entrenamiento con mucha expectación y todo parece cambiar pese a mantener en la memoria esa reflexión que, a modo de tweet de un compañero, he señalado anteriormente, y es que, es verdad...



Ya dije que me parecía un entrenador más o menos de la misma talla que Marcelino, pero su rueda de prensa y, como ya he dicho, la expectación generada y el mando que toman hombres como Javi Navarro según me apuntan aficionados que han asistido al primer entreno, no me hacen más que volver a pedir perdón, sí. Perdóname Michel, porque desde el primer momento que sonó tu nombre nada me hacía pensar en positivo, pero, desde que eres el nuevo entrenador de mi equipo debes saber que tienes mi apoyo incondicional para llevar a estos jugadores lo más lejos posible. Unos jugadores los cuales parecen tener gran parte de culpa pero que confío en que, con la sapiencia que puedas aportar, nos lleven a la UEFA, yo que quieres que te diga, pero este año, a pesar de todos los pesares, es lo máximo por lo que apuesto y a lo que aspiro viendo los resultados, por eso...

Por eso te pido que me pemitas que te perdone, Sevilla.

Permíteme que te perdone por haber dudado de ti, por hacerme dudar en estos últimos tiempos con unos entrenadores que, desde que alguno de Arahal nos dejó terceros y ni los resultados ni la propia presión le dejara continuar, me han parecido algo mediocres en cuanto a estilo y no en cuanto a parla, porque hablar hablaban.

Permíteme que te pedone, Sevilla, si esta temporada, y repito, a pesar de los pesares, Michel nos deja en puestos Europeos con la situación que vivimos actualmente, la cual es muy deprimente, al menos desde mi punto de vista.

Perrmíteme que te perdone, Sevilla, si después de que pase todo esto volvemos a empezar de nuevo, o a continuar con la grandeza que siempre nos ha caracterizado, con el hombre junto al cual empezamos a sentirnos grandes, Don Joaquín Caparrós Camino.

Por eso le quiero pedir perdón nuevamente a Marcelino y a Michel, y le pido permiso al club para lo mismo si al final de temporada trae lo que no sólo yo pido, sino la gran mayoría.

Pero, ¿y si Michel nos sorprende y llega más lejos?.

No lo creo, por eso vuelvo a pedir perdón y permiso para que me perdone...

2 comentarios:

Flamenco Rojo dijo...

Suerte para Marcelino en su nueva etapa...y como no, para el nuevo entrenador del Sevilla, lo mejor.

Un abrazo.

Ravesen dijo...

Perdóname tú ahora que te matice un par de cosas.

1º La diferencia entre Europa League (6º puesto) y Champions (4º) en estos momentos es de 2 puntos, con lo que se puede aspirar a las dos cosas. Lo digo por motivar y pensar en positivo.

2º Si no me equivoco, no llegaste al mundo a tiempo de ver a Michel como jugador de fútbol, bendita juventud. Michel era una estrellita, egocéntrico, vanidoso, chulo, el típico madridista. Era un jugador sensacional, genial, una verdadera figura, pero cuando le daba la gana. Cuando se motivaba. A él le pasaba algo parecido a lo que les pasa ahora a muchos futbolistas del Sevilla. ¿Quién mejor que él va a saber lo que necesitan estos futbolistas si él mismo fue uno de ellos, de ese corte?

Yo pienso en Guardiola, ex futbolista sin experiencia, y ya ves lo que ha hecho en el Barça. Pienso en Simeone, ex futbolista con poquísima experiencia, y ya ves cómo lo está haciendo en el Atlético. Hay muchos ejemplos por el estilo.

Más que experiencia, saber darle o decirle al jugador lo que necesita para que se exprima al máximo. Ese es el corte de Michel. Ese es su gran valor.

A mí siempre me cayó fatal, pero en la situación en la que se encuentra hoy la plantilla del Sevilla, me parece una elección, a priori, magnífica. Luego se verá si le salen las cosas o no.

Un abrazo